“No eres tú, es el capitalismo”

Desde mi sillón del poder, mi gato y yo os saludamos. Hoy os traigo un tema que, si bien puede parecer aburrido, está muy de moda: EL CAPITALISMO Y LA PUBLICIDAD. Ya veo hordas de personas salir corriendo de la sala al grito de “oh, no, pensar no”. Tranquilos, será breve e indoloro.

Sabiendo lo complicado del tema, estrecharé el cerco. No vengo a hablaros de política. Creedme, no es fácil luchar contra esa tendencia vuestra a mezclar conceptos que son como el agua y el aceite. Así que, por mucho que os empeñéis en mezclar la propaganda con la publicidad, no pienso poner banderitas ni convocar ninguna manifestación, corderos.

Lo que sí quiero es dejar clara la diferencia entre ambos conceptos. La razón es que he encontrado una idea generalizada de que el capitalismo es el demonio y la publicidad es su mano derecha. Para colmo, me mezcláis la publicidad con el sentido político del capitalismo y entonces mi gato sufre. La publicidad no es propaganda (sorpresa, lo sé). La propaganda trata de ganar adeptos en favor de una causa o ideología política.  

Esto es propaganda. De la mano de Patty McPancakes.

Esto SÍ es propaganda. De la mano de Patty McPancakes.

¿Cuáles son los objetivos de la publicidad? Son muy variados y entre ellos no existe la voluntad de formar tropas (cabe mencionar la excepción de aquellas señoras que golpean los cristales de las puertas de El Corte Inglés más cercano en época de rebajas, como si de uruk-hai golpeando las murallas del Abismo de Helm se tratasen). Lo que sí sabemos es que la publicidad sólo se desarrolla en un entorno favorable para su existencia. Este entorno es el capitalismo. La historia es que con la industrialización, las empresas empezaron a tener acceso generalizado a la maquinaria moderna y surgió la producción en serie. ¿Consecuencia? Los mercados se llenan de 20 marcas diferentes de zumos y apenas hay diferencia entre unos y otros. Antes, con poner una etiqueta bonita o un envase cuqui ya diferenciabas tu zumo del de la escasa competencia. Con la industrialización, hay mucha más competencia y hay que diferenciarse de otra manera. Que el envase mola y la etiqueta está lograda, pero hace falta algo más. Entonces, surge la publicidad como herramienta de comunicación.

¿La publicidad es mala? Pues, lo cierto, es que existe publicidad no muy acertada que hace mucho daño a la sensibilidad y al buen gusto. Podéis encontrar más de un ejemplo curioso en La Llavadora (site creado por Ricardo Llavador y muy recomendable para echarse unas risas).

"¿Dónde está papi?"

“¿Dónde está papi?”

Sin embargo, la publicidad es una herramienta y, como tal, que sea mejor o peor depende del uso que se haga de ella. El fuego puede servir para iluminar el camino hacia tu destino soñado o para quemarle la casa a ese vecino que pone reggaetón a las 7 de la mañana (o a cualquier hora). ¿Es malo el fuego? ¿Es normal que mi vecino sea imbécil?

Lo bonito de todo esto es mirarse al espejo. Es un ejercicio complicado cuando llevas mucho tiempo con el dedo acusador en alto, pero conviene tomar conciencia de la realidad. Vivimos en una sociedad capitalista y participamos en ella. ¿Es bueno el capitalismo? Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas para mejorarse, como todo. Te puede gustar más o menos. A mi vecino le parecerá mal que le queme la casa, pero yo dormiré una noche del tirón.

Las personas formamos las sociedades, formamos las empresas, hacemos anuncios y los vemos. No hay entes malignos que sean buenos o malos por sí mismos, sino que las personas con intereses propios, hacen uso de esas herramientas y las utilizan para conseguir objetivos con los que se puede estar más o menos de acuerdo. Así, lo importante es saber cuándo estamos viendo publicidad (algo que está regulado legalmente), saber valorarla en su contexto y saber qué hacer con ella según nuestra valoración anterior. Y todo será muy respetable porque no estaremos siendo estúpidos.

Emma Goldman dijo: “El elemento más violento en la sociedad es la ignorancia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s